Quieres un hervidor que te acompañe en tu día a día y le quieres sacar el máximo partido. Aquí verás que tenerlo como aliado en la cocina es una muy buena idea para ahorrar tiempo y energía. Atrévete a cocinar con un hervidor de agua! Te traemos una selección de recetas de cocina con hervidor gracias a los super cracks de Directo al Paladar. Gracias, bonic@s!

Recetas cocina hervidor: Vamos a cocinar!

Chup chup

Huevos rellenos

Recetas cocina hervidor. Comprar hervidores de agua eléctricos en comprarhervidores.com - acierta con nuestra selección de hervidores.
Vaya pintaza! Eso es aprovechar el hervidor para crear, no crees? Qué hambre.
Recetas cocina hervidor. Comprar hervidores de agua eléctricos en comprarhervidores.com - acierta con nuestra selección de hervidores.

Los huevos rellenos son huevos que se rellenan. Evidentemente tu hervidor no va a rellenarlos por ti, no es un robot de cocina ni un chef. Aunque para hacer huevos rellenos tampoco hace falta ser chef. En fin. Son nutritivos y fáciles de hacer. Dan juego a tope y sirven para comer bien aunque sea improvisando. Apetecen a tope. Marlon Brando se comió un montón en una peli y mirad qué guapo era… por algo será. En recetas cocina hervidor te los recomendamos.

Si queremos ahorrar tiempo y/o energía eléctrica, el hervidor nos puede echar una mano aquí. Pincha la cáscara del huevo con un alfiler y posteriormente introdúcelos en una bolsa hermética para que no se lleven ningún golpe fatal. Van a estar dando vueltas como locos ahí dentro.

Coloca el huevo en el interior del hervidor y añade agua hasta cubrirlo. Pon en marcha el hervidor, y cuando se pare porque ya ha llegado a la ebullición dejamos el huevo reposar unos 6 minutos. Juega con el tiempo para obtener diferentes texturas de la yema. Si te gusta superlíquida, para qué necesitas hervirl el huevo? Cómetelo crudo!

Después de pelarlos podemos preparar unos sabrosos huevos rellenos simplemente mezclando las yemas con mayonesa, atún o bonito y pimientos en conserva. Directo al Paladar tiene más recetas de huevos rellenos para jugar un poco.

02 Taboulé o tabulé

Recetas cocina hervidor. Comprar hervidores de agua eléctricos en comprarhervidores.com - acierta con nuestra selección de hervidores.

El cuscús es esa sémola de grano fino que ya está precocida y luego deshidratada. Tendremos que hidratarlo con ayuda del hervidor, nuevamente ahorrando tiempo y energía en el proceso. Viva los hervidores y el cuscús!

Prestemos atención a la proporción de sémola y agua que nos indica el fabricante en el paquete. Ojo, que en lugar de agua también podemos añadir caldo. Llévalo a ebullición con el hervidor y vierte el líquido sobre el cuscús colocado en un recipiente adecuado. Recomendamos agregar un poco de aceite y tapar para que se hidrate correctamente.

Después tan solo queda añadir el resto de ingredientes, que en el caso del tabulé y sus variantes son casi siempre en crudo. Abundante perejil o cilantro fresco, frutos secos, tomate, pepino, queso… Hay muchísimas opciones.

Tabulé con frutos secos y feta

Tabulé de pepino y aguacate

Taboulé perfumado con aromas cítricos

Taboulé con uvas pasas y piñones

03 Rollitos vietnamitas

Recetas cocina hervidor. Comprar hervidores de agua eléctricos en comprarhervidores.com - acierta con nuestra selección de hervidores.

El papel de arroz no solo sirve para que los adolescentes bajen al parque a «estar un rato». Las tortitas finas de arroz también sirven en la cocina, y en Asia son muy expertos en manipularlas. Son finas y ligeras y sirven para hacer rollitos sin necesidad de freir nada. Sólamente hay que hidratarlas. No te las fumes por favor.

Tenerlas listas será cuestión de un momento si usamos el hervidor. Además, estaremos ayudando a la Pachamama vía ahorro energético. Estos rollitos son increíbles cuando van rellenos de verduras y hortalizas, incluso frutos secos, marisco… Inventad, que vuestro hervidor esté orgulloso de vuestros logros! En recetas cocina hervidor te lo recomendamos.

Rollitos vietnamitas fríos con salsa de cacahuetes

Rollitos vegetarianos con obleas de arroz

Rollitos de arroz rellenos de langostinos y vegetales frescos

04 Noodles o fideos asiáticos

Los Noodles son los fideos asiáticos de huevo. Los habrás visto en paquetes de atractivos colores en el supermercado. Suelen ir deshidratados y muy ordenaditos. Suelen usarse en sopas, así que ya estarás viendo lo viable que puede ser cocinar noodles en un hervidor.

Podemos poner los noodles secos en un recipiente y luego verter el agua de nuestro hervidor, o podemos meterlos directamente en el hervidor con agua y esperar a que llegue a ebullición. Si en lugar de agua ponemos caldo y añadimos algunos ingredientes como verduras cortadas a pequeñas piezas, tendremos una sopa instantánea mucho más saludable que las que vienen en polvo. En recetas cocina hervidor te los recomendamos.

En el caso de querer añadir atún u otro pescado apenas necesitará unos pocos minutos en contacto con el agua hervida, y tapando el cuenco se cocerá por la acción del vapor.

05 Gachas o porridge de avena

La avena tiene muchos tratamientos; original es más dura y difícil de cocinar ya que requiere más tiempo. Pero hay avena instantánea que nos irá genial para esta receta. El resultado es espectacular para desayunar y luego no ir llorando por la vida debido a lo mal que te cuidas.

Con el hervidor podemos calentar agua, leche o una mezcla de ambas, y verterla en un bol con avena. Tras dejar que se cocine unos minutos, podremos añadirle frutas frescas y frutos secos, incluso crema de cacahuete, mermelada… es una bomba de energía y fibra que te llevará en volandas hasta la hora de comer.

06 Arroz

Dábale arroz a la zorra el abad. Si se lee al revés, es la misma frase. Viva la lengua. Tampoco nos flipemos con este truco de hervir arroz en un hervidor; no vamos a poder hacer un arroz negro de cinco estrellas, pero nos puede salvar una comida o cena cociendo arroz blanco fácil y rápidamente. Podemos usar bolsitas de arroz de cocción rápida para acabar de triunfar. En recetas cocina hervidor te los recomendamos.

Dejando el arroz a remojo unos 30 minutos tardaremos aún menos en cocerlo. Tendremos que introducir el arroz en el aparato lleno de agua, y cuando rompa a hervir esperar unos 10-20 minutos (dependerá del tipo de arroz; por ejemplo, el arroz indio se cocerá antes.

Para evitar que se pegue hay que asegurarse de introducir suficiente agua, y no descuidarnos. Hay que ir echando un ojo. Que lo queremos todo hecho.

Cuando el modelo nos obliga a apagar la cocción solo hay que jugar con el encendido. El método consiste en calentar el hervidor con agua, añadir el arroz, dejar que se apague, esperar 5 minutos y volver a encenderlo. Cuando se vuelva a apagar, esperar 15 minutos cerrado y comprobar el punto. Repetir si sigue crudo.

Ahora que está cocido toca pensar si queremos hacer una ensalada fría con hortalizas, o si queremos una textura más caldosa y caliente podemos aprovechar una parte del líquido sobrante. Combinarlo con legumbres envasadas es un acierto siempre, y además comerás de manera muy nutritiva. Disfruta y vuélvete crazy con la de cosas que puedes hacer!

Ensalada de arroz integral, melón y sésamo

Pilaf de pollo con arroz salvaje y frutos secos (sin pollo)

Ensalada de arroz y cuscús con pomelo y frutos secos

Ensalada de arroz y judías verdes

Ensalada de arroz veraniega

07 Sopa vegana de legumbres

Cocer las verduras en exceso hace que pierdan nutrientes, además de dejarlas blandurrias. Dios no quería eso cuando las creó. Sí que se pueden consumir en crudo, pero si quieres darles el punto exacto de cocción, que sepas que con un hervidor podrás hacerlo.

Por eso el hervidor de agua puede ser ideal para preparar sopas saludables sin miedo a pasarnos de cocción. Corta las verduras elegidas en piezas pequeñas, colócalas en un cuenco, añade legumbres envasadas limpias, y vierte agua hirviendo hasta cubrirlas. Luego, tápalo bien y déjalo ahi.

Dejando reposar la mezcla bien tapada el calor y el vapor darán la cocción mínima y justa a los ingredientes; a partir de ahi, puedes elegir cuánto tiempo lo dejas, y ajustar según tus gustos.

Algunas de las verduras que nos pueden dar buenos resultados son, por ejemplo, guisantes frescos, habas tiernas, espárragos trigueros finos, brócoli en piezas muy finas, tiras de judías verdes, zanahorias en bastones finos, espinacas baby frescas, col en juliana fina, etc.

08 Rollitos o montaditos de lasaña

Las láminas de pasta especiales para lasaña o canelones apenas necesitan cocción, y bastaría con hidratarlas en caliente unos minutos. Se trataría de hervir agua y dejar las láminas en ella hasta conseguir la flexibilidad y textura que nos gusta.

A partir de ahi, puedes volar sin alas con tu imaginación culinaria para llevar a cabo platos alucinantes. Rollitos, canelones, lasañas… puedes rellenarlas con verduras, cremas, embutidos, quesos… fua. Perdon: foie.

Trabajando en caliente podemos poner unas rodajas de tomate fresco, albahaca y queso mozzarella desmigado para que al formar el rollito se derrita ligeramente. Otra opción es emplear pasta de canelones precocida.

09 Sopa castellana improvisada o sopa de pan y huevo

Estas sopas son un plato de aprovechamiento de recursos. Es decir, si improvisamos una sopa de estas con lo que tengamos por casa, estaremos honrando su esencia.

Pon a remojo con caldo caliente un poco de pan duro picado, añade pimentón, aceite, ajo, jamón. Por ejemplo! Cuando esté blando, remover para crear una base sustanciosa y añade más caldo. Entonces de incorpora el huevo dejando que cuaje lo justo.

Otra opción es la sopa de huevo asiática, que en su versión esencial consiste en calentar caldo y añadir en un chorrito fino el huevo batido crudo, removiendo, para que cuaje ligeramente formando tiras que se integran con la sopa.

Está claro que estas recetas para cocinar con el hervidor de agua no son para aplicarlas al día a día de una cocina normal. Se basan en estirar un poco las aplicaciones del aparato, pero quién sabe si no podrían sacarnos de un apuro en alguna ocasión.

En cualquier caso, son recetas fáciles y rápidas que apenas requieren cocción, por lo que se pueden poner en práctica también con un microondas o un simple cazo sobre una fuente de calor, como un hornillo de cámping. También puedes pedir comida y disfrutar de tu tiempo libre por ejemplo explorando tu propio cuerpo.

Todavía no te has decidido por ningún hervidor? Pero ¿Cómo puedes haber llegado hasta aquí y no querer comprar uno? No te creemos; vuelve a mirar porque el tuyo está entre los seleccionados por Comprarhervidores en su portada o en su Guía de Compra. Mira, sinceramente: si has llegado hasta aquí sin ver el que te gusta, lo que debes hacer es comprar el hervidor Aigostar de 15 euros, que tiene de todo y te va a resolver el asunto un par de años o tres hasta que empiece a fallar; por quince euros no nos digas que te vas a marchar de aquí sin haber comprado. Vuelve al inicio o vete directamente a la Guía de compra con los botones de más abajo: